Fantasma -¿final?

Sus ojos se cruzaron desde ambos extremos de la habitación, a decenas de personas y rencores acumulados de distancia, él se acercó lentamente hacia ella, se continuaban mirando a cada paso, ella añoró ese momento por meses, años, en su mente… ambos revelaban un dejo de temor en sus miradas, sus piernas temblaban un poco al verlo venir, sus vellos se erizaban al llenarse su cabeza con los recuerdos de esa noche y otras noches que nunca fueron… parecieron horas en su mente, pero finalmente se postró frente a ella, quien continuaba sin comprender cómo había vencido su característica cobardía para acercarse esa noche en particular.

¡Cuántas noches deseó verlo!, topárselo por la calle o en el autobús, o en alguno de los bares capitalinos que ella sabía frecuentaba… una llamada, un mensaje, cualquier manifestación de, no aprecio, sabía que el asunto no llegaba a tanto, pero de presencia, de “sé que existes”, “aquí estoy”, “te recuerdo”… pero jamás en su vida un hombre tan ausente le había causado tanto pesar e ilusiones rotas como él, nadie le había abierto los ojos de tal manera, nadie la había hecho desconfiar tanto de la raza humana; nadie tampoco había hecho estremecer su cuerpo de tal manera, nadie había sido dueño de tantas de sus fantasías como él lo fue. ¿Qué podría decirse ahora que borrara todo el pasado?, ¿qué, que revirtiera el daño y el placer?, de hecho, no había nada que decir realmente. Pese a que ella nunca dijo todo lo que sentía, siempre pensó que él lo supo… y que no le importó un carajo. Quiso pensar que él tuvo alguna vez algo similar que decir, pero después de tanto tiempo, y tantas oportunidades para hacerlo, resolvió convencerse de que nunca fue así… ahora el destino los unía, una vez más.

Ella sabía que existía un motivo para que quisiera acercarse: se iba pronto del país, por tiempo indefinido, a comenzar una nueva vida a kilómetros de distancia… sólo una eventualidad de tal magnitud podría hacerlo dar ese paso sin precedentes. Su falsa promesa de verse antes del éxodo ya había sido olvidada… le dolió tanto la noticia, lloró incluso, que había preferido no darse por aludida y guardar el dolor muy adentro, no fuera a ser que él algún día lo supiera. Lo que más le dolió fue que la idea de no volver a verla jamás no pareciera importarle, pero después de todo… ya había sucedido una vez, ya la había abandonado una vez, sin siquiera tener que irse del país, ¿por qué sería diferente ahora?

La miró un rato antes de decir palabra, tímidamente tomó el mechón de cabello que cubría su cara y lo puso detrás de su oreja, ella miró hacia abajo.
-“¿Cómo estás?”– preguntó.
-“Muy bien, ¿y usted?- replicó ella.
-“Aquí, con unos compas… hey, la próxima semana me voy, no quiere hacer algo mañana (sería sábado)?”

-“Uy, creo que no”

-“¿No?, ¿por qué?”- respondió con cierto asombro

-“¿Por qué hasta ahora?, con tantos días posibles… mañana no puedo, y aunque pudiera, diría que no” –acto seguido, sonrió

-“¿Y eso?, yo mquería verte antes de irme…”

-“Pues, aquí estoy… hagamos de esto el adiós, ya que no creo que nos volvamos a ver nunca más…”

-“¿Pero, ¿por qué así?

-“Porque yo no quiero”- respondió asertivamente. “De todos modos, no creo que le importe mucho, después de todo, hace tiempo no hablamos, ni siquiera somos amigos…”

-“¿Y entonces?”

-“Entonces, ciao, ¡y que le vaya muy bien en Alemania!”- se puso de puntitas, tomó su cabeza y le dio un beso en la mejilla. “Adiós” –sonrió, dio media vuelta y se fue. Trató de acelerar el paso para que no vieran sus lágrimas, que se hacía imposible contener…

Sintió que alguien la tocó por detrás, era él. Sin más, la tomó fuertemente entre sus brazos, como aferrándose, las personas en la calle miraban extrañadas. Se unieron en un abrazo intenso que duró un par de minutos. Él sintió sus lágrimas. Ella lo notó. Él susurró en su oído: -“me hubiera gustado que fuera diferente, perdón”. -“A mí también”- dijo ella. –“Perdón”. Se desprendió de él sin alzar la mirada y huyó. Esa, esperó que fuese la última vez que se encontrarían.

3 libidinosos han opinado:

  Carlos

6 de septiembre de 2009, 8:08

el problema de personas asi es que siempre vuelven...

  Pedro Garcia Millan

1 de octubre de 2009, 2:04

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://expoauto.blogspot.com/

Gracias

  Anónimo

14 de octubre de 2010, 16:20

njpd bpeyb XXX Movies yajcsq u bv k mdy